domingo, 29 de abril de 2012

Los Ángeles de la Prosperidad, La Abundancia y el Suministro




Todo esto, está al alcance de tu mano. Pero si no las tomas, si no las reconoces, si no sabes usarlas, si no sabes sacarles provecho, si no estas familiarizado con las leyes, la forma en que funcionan, no podrás hacerlas tuyas. Estas provisiones son ilimitadas, pero tu percepción errónea, le pone límites. Inclusive llega a frenarlas y hasta eliminarlas de tu vida, a alejarlas y bloquear su desarrollo en el entorno.



Las cosas espirituales, necesitan de lo material, para vivir. Para manifestarse. Quién lleva una buena vida espiritual, también tiene una mejor vida material. Esto corresponde a las leyes de causa y efecto, al igual que dar y recibir.



Dar es parte importante del recibir. Cuando tu das con amor, entusiasmo y gozo a otros, te estas dando cosas insospechadas a ti mismo.

También tienes que aprender A DAR PARA TI MISMO. Muchas veces nos olvidamos de nosotros mismos y nos relegamos al último lugar. Esto no debe ser así, porque dentro de las leyes que rigen a la Prosperidad, estás poniéndote en el último lugar, en lugar de ponerte en primer lugar.



El Universo es Auténticamente Generoso, Abundante y tu siempre tomaras de el, lo que mas te convenga